close
lumiform
Lumiform Auditorías móviles & inspecciones
Descargar Descargar

Cómo crear una cultura de empresa positiva: Teoría y acciones efectivas

Descubre cómo construir una cultura de empresa positiva y desbloquear el potencial transformador mediante la visión de expertos.

Más allá de las cifras financieras, las tácticas de mercado y los anglicismos de moda en revistas de economía, existen temas básicos a tratar que muchas empresas ignoran debido a nuestro característico frenetismo empresarial. Hablamos, en este caso, de aspectos tan importantes e inherentes al ser humano como los valores compartidos, creencias arraigadas y normas consensuadas en su entorno, a los que llamamos Cultura de Empresa.


No es simplemente un lema colgado en las paredes, o un PowerPoint hecho con prisas por recursos humanos, se trata de un tejido vivo que da forma a cómo los individuos interactúan, cómo los equipos colaboran y cómo la empresa avanza hacia su propósito común. Este, muchas veces, se pasa por alto porque se asume que es un concepto innato en los equipos, y es así como se tuerce, se corrompe, y acaba desmoronando el trabajo de años debido a un error creciente, pero evitable.


Al ser un tema tan importante, analizado por numerosos teóricos de la empresa, hemos decidido desentrañar las claves de su buen funcionamiento con una apropiada investigación. A través de las voces visionarias de pensadores empresariales y líderes influyentes, te mostramos de manera dinámica y didáctica cómo construir una cultura de empresa positiva.



Tabla de contenido:


1. Peter Drucker: La Visión Iluminadora


2. Edgar Schein: La Profundidad de la Cultura


3. Diana McLain Smith: Arquitecta de Innovación Cultural


4. Patrick Lencioni: Detectando las Disfunciones Empresariales


5. Simon Sinek: El propósito de una Cultura de Éxito


6. Acciones directas y consejos para crear una cultura de empresa positiva



Empleados de compañía diversa trabajando en mesa

Peter Drucker: La Visión Iluminadora


Como entradas a un laberinto de conocimiento, las obras de Peter Drucker resuenan a lo largo del tiempo, guiando a líderes y gerentes hacia la excelencia empresarial. En su obra maestra "La práctica de la gestión" (1954), Drucker nos introduce en la esencia misma de la cultura de empresa.


Más allá de ser un mero eslogan, la cultura de empresa es el conjunto de valores fundamentales que permea las decisiones y acciones de cada individuo. Es una fuerza invisible pero poderosa que teje el tapiz de la identidad corporativa. Estos valores son la brújula que guía a la organización en tiempos de incertidumbre, y la base sobre la cual se construyen relaciones sólidas y duraderas.


La cultura de empresa no es una idea abstracta, sino una influencia palpable que impulsa la colaboración y la innovación, transformando la forma en que los empleados se relacionan con su trabajo y entre sí.



Edgar Schein: La Profundidad de la Cultura


Mientras avanzamos en nuestra travesía hacia la comprensión de una cultura de empresa sólida, nos encontramos con Edgar Schein, un destacado pensador que ha dejado una huella indeleble en el campo del liderazgo empresarial.


En su influyente libro "La cultura empresarial y el liderazgo" (1985), Schein nos conduce a un viaje profundo hacia las raíces de la cultura organizativa. Él nos insta a ver la cultura de empresa como un sistema arraigado en suposiciones compartidas y valores fundamentales que evolucionan a medida que la organización se adapta y evoluciona.


La cultura, como un organismo vivo, se desarrolla en respuesta a los desafíos externos y las dinámicas internas, y juega un papel esencial en la cohesión del equipo y la toma de decisiones. La cultura, en última instancia, es la fuerza invisible que guía las acciones y decisiones de todos los individuos en la organización.



Diana McLain Smith: Arquitecta de Innovación Cultural


Entre otros teóricos referenciales, encontramos la voz elocuente de Diana McLain Smith, cuyo enfoque práctico y perspicaz en la construcción de una cultura de empresa positiva se ha ganado el respeto de líderes empresariales de todo el mundo.


Su obra "Elephant in the Room: How Relationships Make or Break the Success" (2011) no solo arroja luz sobre la importancia de la cultura, sino que también proporciona una hoja de ruta concreta para construir un ambiente laboral vibrante y atractivo.


Smith nos recuerda que la cultura de empresa no es un adorno superficial, sino una red de conexiones humanas arraigadas en la confianza, la comunicación efectiva y la colaboración. La construcción de esta cultura sólida no es un acto aislado, sino un proceso continuo que requiere el compromiso constante de líderes y empleados por igual.


Al nutrir esta cultura, las organizaciones pueden construir un ambiente en el cual los empleados se sientan valorados y motivados, y donde la innovación y la creatividad fluyan libremente.



Patrick Lencioni: Detectando las Disfunciones Empresariales


En este viaje de autodescubrimiento organizativo, llegamos al terreno de Patrick Lencioni, un autor y orador que ha revolucionado la forma en que entendemos el funcionamiento interno de las organizaciones.


Su libro "Las cinco disfunciones de un equipo" (2000) arroja luz sobre las barreras comunes que pueden minar una cultura de empresa sólida y positiva. Lencioni identifica la falta de confianza, el miedo al conflicto, la falta de compromiso, la evasión de la responsabilidad y la falta de atención a los resultados como los pilares de la disfunción.


Sin embargo, al abordar estos desafíos y construir relaciones de confianza, los equipos pueden superar estas barreras y avanzar hacia un terreno fértil donde la colaboración y la eficacia florezcan. La cultura de empresa, como Lencioni enfatiza, es la base sobre la cual se construyen equipos fuertes y relaciones sólidas, y es esencial para el éxito a largo plazo de cualquier organización.



Simon Sinek: El propósito de una Cultura de Éxito


A medida que nuestro viaje se acerca a su culminación, nos encontramos con Simon Sinek, un destacado autor y conferenciante que ha arrojado luz sobre el poder del propósito en la construcción de una cultura de empresa sólida y duradera.


En su influyente obra "Empieza con el Porqué" (2009), Sinek nos insta a mirar más allá de los números y a explorar el corazón mismo de la cultura. Él nos recuerda que una cultura arraigada en un propósito auténtico no solo motiva a los empleados, sino que también atrae a clientes leales y genera un impacto duradero en la sociedad en su conjunto.


La cultura de empresa, como Sinek sugiere, es la expresión viva del propósito de una organización y es esencial para impulsar la innovación y la excelencia en todas las áreas.



Grupo de trabajadores juntando sus manos a la vez en empresa

Acciones directas y consejos para crear una cultura de empresa positiva


Las empresas tienen a su disposición una serie de enfoques para establecer una cultura de empresa positiva. Entre las acciones más cruciales se encuentran:


  1. Definir los valores empresariales: Es esencial tener claridad sobre los valores que definen a su empresa. Identificar cuáles son los principios que desea que sus empleados reflejen sienta las bases para moldear una cultura coherente.
  2. Promover una comunicación franca y directa: Las relaciones exitosas se basan en comunicación, ya sean humanas o corporativas, ya sean entre empleados o líderes. Cuando se alcanza el punto dulce de comodidad en la expresión de todas las partes, se crea una atmósfera de confianza idílica que mejora la productividad y la colectividad de las organizaciones.
  3. Proporcionar oportunidades de progreso: Los empleados anhelan reconocimiento y la posibilidad de crecer. Una forma de lograrlo es ofrecerles oportunidades de desarrollo, como capacitaciones o desafíos nuevos, demostrando que su contribución es apreciada y se les valora.
  4. Celebrar los logros: Reconocer los hitos alcanzados por los empleados es de suma importancia. Esta muestra de aprecio no solo resalta la relevancia de su trabajo, sino que también les señala que son un engranaje esencial en la maquinaria de la empresa.
  5. Fomentar un ambiente laboral positivo: Siempre se piensa en el ambiente físico cuando se piensa en la comodidad laboral, no obstante, el impacto del ambiente social también comparte gran relevancia. Crear un entorno donde los empleados se sientan a gusto y satisfechos es esencial para nutrir una cultura positiva.
  6. Transparencia y honestidad: Los empleados quieren saber lo que está pasando en la empresa, y quieren poder confiar en sus gerentes.
  7. El buen oyente: Es importante tomarse el tiempo para escuchar las sugerencias y preocupaciones de sus empleados. Una persona que se siente escuchada, y ve cómo su perspectiva es valorada en la empresa, se siente motivada e integrada en su organización.
  8. Establecer justicia y equidad: Los empleados quieren sentir que son tratados de manera justa y equitativa, independientemente de su nivel de experiencia o posición. Si observan situaciones donde se produce inestabilidad de trato, favoritismo o desigualdad por jerarquía, nos arriesgamos a que se cree una sensación de malestar interno que podría arruinar la cultura de empresa.

Cuando las empresas se comprometen a abordar estas áreas clave, se da forma a una cultura de empresa positiva que no solo moldea la experiencia de los empleados, sino que también establece un terreno fértil para el crecimiento y el logro empresarial. La comunicación transparente, el desarrollo personal y el reconocimiento no solo impulsan la moral interna, sino que también envían señales poderosas a los clientes y a la competencia.


Por lo tanto, es crucial para las organizaciones ser deliberadas en su enfoque hacia la construcción de una cultura que inspire, empodere y genere un sentido de pertenencia. En última instancia, es esta cultura la que forja la identidad de la empresa, define su trayectoria y marca la diferencia en un mundo empresarial dinámico y en constante cambio.



Compartir este contenido:
This site is registered on wpml.org as a development site. Switch to a production site key to remove this banner.