Lumiform
Mobile audits &
inspections

Obtenga un resumen de las características más importantes de Lumiform.
Convierta las incidencias en acciones correctivas colaborando con los miembros de su equipo.
Cree listas de control personalizadas y utilice lógicas para predefinir los procesos de trabajo.
Comparta informes generados automáticamente y obtenga análisis detallados.
Con la aplicación de inspección fácil de usar, realice rápidamente sus inspecciones.
Adapte fácilmente el software Lumiform para su estructura organizativa compleja.

Categorías

Seguridad y salud en el trabajo: Mujeres y desigualdad

La desigualdad de género en el lugar de trabajo afecta también la seguridad y salud de las mujeres. En este artículo, repasamos los problemas más comunes y te mostramos las soluciones más efectivas.

La brecha de género en el ámbito laboral es un problema importante que afecta a muchas áreas, incluyendo la seguridad y salud en el trabajo. Es un hecho y problema reconocido que la seguridad laboral se ha estandarizado para los hombres a lo largo de la historia, lo que significa que las mujeres se enfrentan a las injustas barreras de un diseño creado para ellos.


A continuación, repasamos los problemas de seguridad y salud en el trabajo más comunes que afectan a las mujeres, y cómo las empresas pueden solucionarlo efectivamente:


1. Problemas más comunes en la seguridad laboral: Mujeres


2. Solución digital para cerrar la brecha de género en seguridad laboral



llooo

Desigualdad de género en la seguridad laboral: Los problemas más comunes



1. Falta de equipo y ropa de protección adecuados


Las mujeres a menudo enfrentan problemas de seguridad y salud en el trabajo debido a la falta de equipo y ropa de protección adecuados que se ajusten a su cuerpo y su fisonomía. Los trabajos que son considerados "para hombres" a menudo tienen requisitos de seguridad que no tienen en cuenta las diferencias en el tamaño y forma del cuerpo entre hombres y mujeres.


Por ejemplo, el equipo de protección personal, como cascos, gafas de seguridad, botas de trabajo y guantes, a menudo están diseñados para hombres, lo que significa que pueden no proporcionar la protección adecuada para las mujeres. Esto puede llevar a lesiones graves y potencialmente mortales, así como a enfermedades relacionadas con el trabajo.


Una de las formas en que las empresas pueden abordar este tipo de problema es mediante la inclusión de mujeres en el proceso de diseño, selección y prueba de equipos de seguridad. Esto puede ayudar a garantizar que los equipos de protección personal se ajusten correctamente al cuerpo de una mujer y proporcionen la protección obligatoria adecuada.



2. Falta de capacitación específica para mujeres


Otro problema importante es la falta de capacitación específica para mujeres en temas de seguridad y salud en el trabajo. Muchas empresas ofrecen capacitación en seguridad, pero a menudo no abordan las necesidades y preocupaciones específicas de las mujeres en el lugar de trabajo.


Es importante que los empleadores, los sindicatos y las organizaciones dedicadas a la defensa de los derechos laborales identifiquen las necesidades específicas de capacitación para mujeres en materia de seguridad laboral.


Esto podría incluir, por ejemplo, la prevención de lesiones relacionadas con el trabajo que afectan desproporcionadamente a las mujeres, la identificación y el abordaje de situaciones de acoso sexual en el lugar de trabajo y la promoción de prácticas de trabajo seguras.



3. Discriminación y acoso sexual en la empresa


Como acabamos de nombrar, la discriminación y el acoso sexual son problemas de alta importancia y presencia en el lugar de trabajo. Estos conflictos pueden afectar la seguridad y salud de las afectadas, ya que pueden sentirse incómodas o intimidadas, lo que puede hacer que tomen decisiones inseguras, que no reporten problemas de seguridad o, en el peor de los casos, que afecten a su salud mental.


Estos dos son problemas graves que pueden crear un ambiente de trabajo tóxico y afectar negativamente la moral de los empleados y, a su vez, la productividad. Para solucionar estos problemas, las empresas deben implementar políticas claras de no discriminación y acoso sexual, proporcionar entrenamiento y educación a todos los empleados, y establecer procesos efectivos para reportar y tratar los incidentes de discriminación y acoso sexual.


Además, es importante que las empresas creen un ambiente de trabajo respetuoso y equitativo, donde los empleados se sientan seguros y protegidos. Se necesitan cambios significativos en la cultura laboral y en la forma en que se aborda este serio conflicto en la seguridad en el lugar de trabajo.



4. Escasez de servicios y sanitarios específicos


En muchos casos, los baños y vestuarios están diseñados principalmente para hombres, lo que hace que las mujeres se sientan incómodas o incluso discriminadas. Esta falta de servicios y sanitarios específicos para mujeres puede influir negativamente su salud y bienestar, especialmente en trabajos que requieren largas horas de trabajo en entornos con poca privacidad, como la construcción o la agricultura.


Además, puede tener un impacto en la retención y la promoción de mujeres en la empresa, lo que afecta su capacidad para avanzar en su carrera.


Para abordar esta desigualdad, las empresas pueden tomar medidas para garantizar que haya suficientes instalaciones específicas para mujeres. Esto puede incluir la construcción de baños y vestuarios separados para mujeres, así como la instalación de cambiadores para bebés y estaciones de lactancia.


También es conveniente que las empresas se aseguren de que todos los empleados sean conscientes de la importancia de mantener estas instalaciones limpias y bien cuidadas, y que se sientan seguros al usarlas.



5. Falta de protección frente a sustancias químicas peligrosas


Las mujeres suelen estar más expuestas a sustancias químicas peligrosas debido a sus funciones en determinadas industrias (como la manufacturera). Para proteger a los trabajadores de estas sustancias potencialmente tóxicas, los empresarios deben proporcionar sistemas de ventilación adecuados para las zonas donde se utilicen sustancias químicas peligrosas y asegurarse de que los empleados tengan acceso a equipos de protección, como mascarillas, cuando sea necesario.


Los empresarios deben realizar pruebas periódicas de la calidad del aire y aplicar un programa de comunicación de riesgos químicos para que los trabajadores sepan a qué tipo de sustancias químicas están expuestos a diario.


Se logra un gran avance proporcionando una protección adecuada frente a sustancias químicas peligrosas mediante medidas de prevención establecidas, como sistemas de ventilación y programas de comunicación de riesgos químicos.


Así, también, proporcionando programas de formación exhaustivos adaptados específicamente a cada función laboral, independientemente de los prejuicios de género o los estereotipos anticuados sobre las capacidades.



ppppp

Solución digital para cerrar la brecha de género en seguridad laboral


Una herramienta de software de gestión de calidad y seguridad, como Lumifom, puede ayudar a cerrar la brecha de género en seguridad y salud en el trabajo. Ya que proporciona un marco efectivo para identificar y abordar riesgos laborales, incluyendo aquellos relacionados con la discriminación y el acoso sexual.


Este útil medio, que también incluye una versión App, puede ayudar a las empresas a establecer políticas y procedimientos claros para prevenir la discriminación y el acoso sexual en el lugar de trabajo. La herramienta puede ser utilizada para crear listas de verificación personalizadas que incluyan preguntas sobre la capacitación en igualdad de género y la política de la empresa con respecto a la discriminación y el acoso sexual. Los informes detallados generados por Lumiform pueden ayudar a las empresas a identificar áreas en las que se necesitan mejoras y hacer ajustes en consecuencia.


También, nuestra tecnología puede ser utilizada para llevar a cabo inspecciones de seguridad en el lugar de trabajo para identificar y abordar riesgos laborales, incluyendo aquellos relacionados con la brecha de género. Por ejemplo, las empresas pueden utilizar Lumiform para verificar que todos los empleados, independientemente del género, tengan acceso a equipos de protección personal adecuados y que se les brinde la capacitación adecuada en seguridad.


Las empresas también pueden utilizar Lumiform para garantizar que los lugares de trabajo sean seguros y accesibles para todos los empleados, incluyendo aquellos con discapacidades.


Cerrar la brecha de género en el lugar de trabajo es esencial para mejorar las normas generales de seguridad y salud tanto para hombres como para mujeres. Los empresarios deben tomar medidas proactivas para eliminar las disparidades entre géneros proporcionando un acceso igualitario en todos los términos, haciendo cumplir unas condiciones de trabajo seguras en todas las áreas de actividad.


Aplicando estas medidas a nivel de toda la empresa podemos crear lugares de trabajo más seguros para todos los implicados, al tiempo que ayudamos a las empresas a seguir cumpliendo la normativa del sector relacionada con las normas de salud y seguridad en el trabajo .


Compartir este contenido: