close
lumiform
Lumiform Auditorías móviles & inspecciones
Descargar Descargar

Evaluación de riesgo de incendio: Guía completa para empresas

Aprende todo sobre cómo realizar una evaluación de riesgo de incendio. Esta guía incluye consejos de expertos, metodología y herramientas.

¿Qué es una evaluación de riesgo de incendio?

 

Una evaluación de riesgo de incendio es un proceso de inspección utilizado para evaluar los riesgos de incendio en tu lugar de trabajo o fábrica que podrían causar daños o lesiones a los empleados, visitantes y clientes. El objetivo principal de estas evaluaciones es asegurarse de que todos y cada uno de los ámbitos de la empresa permanecen seguros, así como anticiparse a los riesgos antes de que se produzcan para que la dirección sepa cómo solucionarlos antes de que se produzca cualquier incidente.

 

Esta evaluación también ayudará a los inspectores y responsables de calidad de tu empresa a proporcionar datos sobre la frecuencia con la que se producen esos riesgos; cómo reducir o eliminar los accidentes y los daños materiales de la forma más rentable; y qué medidas y políticas instalar para evitar que se produzcan.

 

El concepto de clasificación de riesgos se remonta a hace 2400 años, cuando los atenienses lo utilizaban para calcular los riesgos antes de tomar decisiones de construcción. A lo largo de los siglos, estos métodos se emplearon una y otra vez en diversas capacidades, hasta que una serie de incendios en Europa entre 1960 y 1989 llevó a la creación de la Ley de Seguridad contra Incendios.

 

Estos análisis suelen ser realizados por profesionales formados en el campo de la
seguridad contra incendios. Estos expertos pueden proporcionar información sobre la cantidad de dinero que gastarías si ocurriera algo por negligencia. Esto te ayudará a tomar decisiones sobre el tipo de cobertura de seguro que necesitas y a considerar otras medidas de protección.

 

Una auditoría de riesgos de incendio puede realizarse interna o externamente, pero siempre se recomienda que la realice un experto en la materia (ya sea contratando a alguien externo o con una persona asignada internamente). Esto garantiza que se identifiquen todos los riesgos potenciales y se aborden adecuadamente.

 

Al realizar evaluaciones periódicas de seguridad contra incendios, tus inspectores pueden:

 

  • Identificar cualquier riesgo potencial antes de que se convierta en una situación peligrosa, para que tus empleados puedan seguir trabajando sin preocuparse por su propia salud o bienestar en el lugar de trabajo.
  • Evalúa todos los posibles riesgos y valora su gravedad teniendo en cuenta su probabilidad (la probabilidad de que ocurra algo malo), su gravedad (la gravedad de que ocurra algo malo) y su duración (el tiempo que falta para que ocurra algo malo).
  • Asegurar el cumplimiento de los estatutos y reglamentos locales relacionados con los códigos de construcción y las normas para los entornos de trabajo y ayudar a mejorar las condiciones de seguridad y salud en el lugar de trabajo
  • Identificar las áreas en las que se podrían hacer mejoras y las medidas adecuadas para mitigar los riesgos

 

En este artículo, aprenderás:

 

1. Por qué es importante una evaluación de riesgo de incendio

 

2. 5 pasos clave en la evaluación de riesgo de incendio

 

3. Los riesgos de incendio más comunes en oficinas y lugares de trabajo

 

4. Cuál es el mayor riesgo en seguridad contra incendios

 

5. Quien es el responsable de la seguridad contra incendios en el lugar de trabajo

 

6. Plan de seguridad contra incendios vs evaluación de riesgo de incendio

 

7. Mejores prácticas para la evaluación de riesgo de incendio

 

8. Qué es un checklist de seguridad contra incendios

 

Una gran manguera de bomberos goteando en el suelo

 

 

¿Por qué es importante una evaluación de riesgo de incendio?

 

Las evaluaciones de riesgo de incendios son importantes porque pueden ayudarte a identificar los peligros potenciales y los principales problemas relacionados con los incendios y las explosiones en las instalaciones. Según la Asociación Nacional de Protección contra Incendios (NFPA), sólo en 2020 se calcula que 490.500 incendios de estructuras provocaron más de 12.100 millones de dólares en daños materiales directos. Esto incluye la pérdida de vidas, las lesiones y las pérdidas por interrupción del negocio. Un análisis y clasificación exhaustivos tiene como objetivo reducir la probabilidad de que se produzcan estos accidentes de incendio.

 

Estas evaluaciones también son importantes porque suelen ser un requisito para las empresas que trabajan en la gestión de la calidad y la seguridad. Lo necesitan para obtener la cobertura del seguro por cualquier daño causado por el fuego o el humo.

 

A menudo se pierde mucho tiempo tratando de averiguar qué ha fallado tras un incidente trágico. Evitar que se produzcan catástrofes en primer lugar mediante una planificación cuidadosa y una clasificación exhaustiva de los riesgos de antemano también es más sencillo. Por lo tanto, las evaluaciones periódicas de los riesgos contra incendio también pueden ayudar a ahorrar dinero al evitar que se produzcan costosos daños. Estos daños suelen deberse a la negligencia de los empleados, que pueden no saberlo hasta que se ha producido un incidente.

Evaluación de seguridad contra incendios en 5 pasos

 

Por supuesto, esto depende generalmente de cómo ejecute tu empresa sus políticas de seguridad. Las evaluaciones de riesgo de incendio son vitales para garantizar que una organización mantiene la seguridad tanto de sus empleados como de sus clientes y que cumple con las agencias reguladoras.

Pero, ¿cómo se lleva a cabo realmente una evaluación de riesgo de incendio?

 

Aquí tienes los cinco pasos principales que suelen utilizar las industrias en sus auditorías, así como algunos consejos para asegurarte de que tu evaluación se lleva a cabo con éxito:

 

Paso 1: Examinar toda la empresa en busca de riesgos de incendio

 

Es esencial realizar un escaneo exhaustivo de todas las áreas en las que es probable que se produzcan incendios en una inspección parecida al llamado paseo por el Gemba. Esto incluye examinar las condiciones de trabajo, los hábitos y comportamientos de los empleados, los equipos utilizados en los procesos de producción y hacer inventario ante todos los posibles riesgos de incendio en tu empresa. También debes fijarte en cómo se almacenan las cosas; por ejemplo, si hay materiales inflamables, como pinturas o productos químicos, en las instalaciones en todo momento.

 

Si es así, esto requerirá una atención especial a la hora de realizar la clasificación de riesgos, ya que hay que tomar ciertas precauciones para mantener estas sustancias a salvo de daños o de un mal uso por parte de los empleados que puedan utilizarlas sin la formación o la supervisión adecuadas.

 

Además, es necesario observar el lugar de trabajo (o el edificio) desde diferentes perspectivas y pensar en lo que podría considerarse un peligro en ese entorno. Esto incluye equipos eléctricos y hornos, pero también cosas menos obvias como productos de limpieza o materiales combustibles.

 

Asegúrate de incluir tanto los factores internos como los externos cuando hagas el inventario de tus instalaciones. Por ejemplo, si tu empresa tiene varios pisos o edificios, cada uno de ellos debe ser evaluado por separado porque su exposición a los riesgos de incendio puede variar en función de su ubicación dentro del edificio o edificios.

 

Comprueba las zonas en las que hay llamas desnudas, calefactores, tejidos, zonas de aire acondicionado, suministros de oxígeno comercial, conductos, chimeneas y vías de evacuación excesivamente largas como posibles zonas de salida estructural de riesgos de incendio.

 

Paso 2: Vigila a las personas que están en riesgo

 

Una de las partes más importantes de la evaluación del riesgo de incendio es averiguar quién está en riesgo. Esto puede parecer mundano, pero te ayudará enormemente a establecer medidas de protección y prevención que mantengan a todos a salvo, desde los trabajadores de producción hasta el personal de oficina, pasando por los conserjes o el personal de limpieza.

 

La mejor manera de hacerlo es hablar con las personas que trabajan en la oficina y hacerles algunas preguntas sobre su trabajo. Debes preguntarles y documentar lo que hacen cada día, lo que utilizan en su trabajo y si tienen alguna preocupación o temor relacionado con la seguridad contra incendios. Si ya cuentas con métodos limpios, como lean manufacturing, en tu estrategia empresarial, puedes apoyarte en los datos que hayas recogido durante los recorridos por la empresa, por ejemplo.

 

Algunas preguntas útiles para hacer serían:

 

  • ¿Cuántas personas duermen en el local?
  • ¿Hay personas con problemas de vista, oído y movilidad que se alojen cerca?
  • ¿Las personas que trabajan están aisladas o en grupo?
  • ¿Hay personas mayores o enfermas que viven cerca del lugar de trabajo?
  • ¿Hay contratistas o personal temporal que se encuentre en las zonas problemáticas?

 

Una vez que hayas identificado todos estos riesgos, es el momento de analizar todos los factores que podrían afectarles. Por ejemplo, si alguien trabaja con productos químicos o tiene acceso a líquidos inflamables
entonces tendrás que asegurarte de que no hay fuentes de ignición en la zona donde trabaja o vive. Esto puede incluir cualquier cosa, desde cigarrillos hasta velas, o incluso sistemas de cableado eléctrico que puedan ser defectuosos o antiguos.

 

También es importante clasificar el nivel de riesgos de bajo, a medio y a alto, o de trivial, a moderado, sustancial y de alto riesgo, en función de las definiciones propias de tu empresa. y listas de control personalizadas

 

Los «Bajos» son zonas en las que no hay materiales combustibles ni sustancias inflamables cerca. El riesgo «Medio» podría ser zonas donde hay algunas cantidades de material combustible, mientras que el riesgo «Alto» son aquellas zonas donde hay cantidades sustanciales de materiales combustibles y materiales altamente combustibles que son propensos a causar una rápida propagación del fuego o del humo.

 

Paso 3: Analizar si las actuales medidas de seguridad contra incendios son suficientes o necesitan ser mejoradas

 

Este paso requiere que la dirección evalúe en qué áreas de la seguridad contra incendios tiene problemas la empresa. Esto puede hacerse analizando todos los datos relevantes (como registros de accidentes con riesgo de accidente) y las medidas de seguridad registradas, que luego ayudarán a la dirección a idear formas de resolver las áreas problemáticas o instalar nuevos protocolos.

 

Paso 4: Instalar medidas para proteger el lugar de trabajo y a las personas

 

En este paso, determinarás qué medidas son necesarias para proteger a tus empleados, clientes y otros trabajadores, y decidirás cómo aplicar estas medidas.

 

Por ejemplo, si trabajas en una zona con riesgo de incendio o explosión, puede que tengas que instalar extintores y alarmas de incendio. Si hay riesgo de caída de objetos, tal vez quieras instalar barandillas o redes de seguridad alrededor de las zonas peligrosas. Si observas que tus trabajadores utilizan alargadores como accesorios permanentes porque no hay suficientes enchufes disponibles, puedes instalar enchufes adicionales de inmediato para que esto no vuelva a ocurrir y así evitar un peligro de incendio.

 

Paso 5: Actualiza regularmente las inspecciones para mejorar

 

Después de hacer la inspección, es importante programar, actualizar y revisar regularmente las inspecciones. Esto te ayudará a hacer un seguimiento de lo que funciona bien en tu lugar de trabajo y lo que no, y garantiza la mejora continua. También puedes aprovechar este momento para asegurarte de que todo el mundo está de acuerdo con los cambios que has hecho hasta ahora, lo que puede ayudar a que tus empleados se sientan más comprometidos en su trabajo diario.

 

Realiza inspecciones periódicas de todos los sistemas, equipos y procedimientos de seguridad contra incendios para asegurarte de que funcionan correctamente. La frecuencia de estas inspecciones depende del tipo de instalación y del tipo de sistema de seguridad contra incendios instalado. Por ejemplo, si tienes un sistema de rociadores, es posible que sólo tengas que realizar una inspección una vez al año. Si tienes un sistema que depende de extintores
o detectores de humo, hay que inspeccionarlos más a menudo.

¿Cuáles son los riesgos de incendio más comunes en las oficinas y lugares de trabajo?

 

Según la Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU., sólo en 2019 murieron 3.704 trabajadores en incendios y se calcula que las lesiones relacionadas con los incendios costaron 14.800 millones de dólares en 2019, y una gran parte de esos costes proviene de las pérdidas de productividad y los gastos médicos causados por una mala planificación y medidas preventivas.

Entre 2011 y 2015, las causas más comunes de los incendios en oficinas y lugares de trabajo fueron la iluminación y las redes eléctricas defectuosas.

 

Otros riesgos comunes de seguridad contra incendios en el lugar de trabajo son:

  • Materiales para fumar
  • Sustancias y productos químicos
  • Aparatos eléctricos en la despensa (por ejemplo: microondas, televisores)
  • Materiales mal almacenados o desechados

¿Cuál es el mayor riesgo en la seguridad contra incendios?

 

Los mayores riesgos en la seguridad contra incendios hoy en día son los gases tóxicos, la falta de oxígeno y el humo espeso. Estos tres peligros pueden provocar graves problemas de salud, como problemas respiratorios, quemaduras e incluso la muerte. Es importante que comprendas cómo funcionan estos peligros para que puedas tomar medidas para evitar que penetren en el lugar de trabajo.

 

Los gases tóxicos se liberan cuando se produce un incendio en tu edificio. Estos gases incluyen monóxido de carbono, sulfuro de hidrógeno y dióxido de nitrógeno. Estos gases pueden ser muy perjudiciales si te expones a ellos durante mucho tiempo o en grandes cantidades.

¿Quién es el responsable de la seguridad contra incendios en el lugar de trabajo?

 

Esto depende del reglamente vigente en tu localización, pero por lo general, en la mayoría de países se delega en la «Persona Responsable» o «Titular del Deber» como la persona que puede llevar a cabo una evaluación del riesgo de incendio y otros protocolos de seguridad contra incendios en el lugar de trabajo. Esta persona puede salir de entre los empresarios, los propietarios o los arrendadores y será la responsable de garantizar que un lugar de trabajo sea seguro frente al fuego.

 

Es obligación de la persona responsable garantizar que las salidas de emergencia, los simulacros de incendio, los sistemas de extinción, los extintores y otros sistemas de protección estén instalados en todo momento en las instalaciones de la empresa.

 

Esto significa que si eres empresario, gestor o propietario, es tu trabajo garantizar que tu lugar de trabajo cumple todas las normas de seguridad contra incendios. Puedes hacerlo eligiendo a una «persona responsable» y asegurándote de que tu personal sabe cómo protegerse de los incendios cuando se producen.

 

Si eres un empleado, también debería ser tu responsabilidad saber qué medidas tomar en caso de incendio u otra emergencia según las políticas de la persona responsable. ¿Dónde están las salidas y los extintores? ¿Existe un protocolo de seguridad activo? Estas son preguntas que deben revisarse y discutirse regularmente para asegurarse de que todas las personas implicadas están en la misma página en lo que respecta a la seguridad contra incendios.

Escalera de emergencia en edificio ladrillado empresarial

¿Es un plan de seguridad contra incendios una evaluación de riesgo de incendio?

 

Como propietario o gerente de un negocio, es probable que te hayan pedido que realices una clasificación del riesgo de incendio y que crees un plan de seguridad contra incendios. ¿Pero te has preguntado alguna vez si son lo mismo?

 

La respuesta corta es no. Aunque ambos son importantes, en última instancia tienen propósitos diferentes y deben realizarse en momentos distintos del ciclo de vida de tu empresa. Un plan de seguridad contra incendios está diseñado para ayudarte a planificar lo que sucederá si se produce una emergencia en tu lugar de trabajo. Describe los pasos que tendrás que dar cuando eso ocurra: procedimientos de evacuación, ubicación de las salidas y equipos de emergencia, quién será responsable de determinadas tareas, etc. También puede incluir información sobre cómo manejarás cualquier lesión o daño a la propiedad que se produzca como resultado del incidente.

 

Esto significa hacer un balance de cosas como la cantidad de combustible que se almacena en el lugar; si hay algún fallo eléctrico; si los trabajadores tienen acceso a ropa protectora y otros equipos de seguridad, etc., y luego averiguar cuál es la mejor manera de abordar cualquier riesgo que surja de esas cuestiones (como la instalación de rociadores o el cambio de políticas sobre la ropa).

 

En cambio, la evaluación de riesgo de incendio es más completa. Implica examinar todos los aspectos de tu empresa -incluida la formación de los empleados, el diseño de los edificios y los materiales utilizados para fabricar los productos- y determinar la probabilidad de que cada aspecto provoque un incendio (u otros peligros) y lo que podría ocurrir si se produjera uno.

 

Esta evaluación te ayuda a identificar los problemas antes de que se produzcan para que puedas aplicar soluciones que reduzcan la probabilidad de accidentes o lesiones. A continuación, ejecutas el plan de seguridad contra incendios cuando se produzcan incendios u otros peligros en las instalaciones u operaciones de tu organización.

Consejos y buenas prácticas para maximizar mi evaluación de riesgo de incendio

 

Como propietario o gestor de una empresa, siempre quieres sacar el máximo partido a tu inversión en cualquier software o herramienta. Aquí tienes algunos consejos y buenas prácticas que pueden ayudarte a sacar el máximo partido a tu lista de comprobación de la seguridad contra incendios:

 

  1. Asegúrate de que tienes un plan antes de empezar la evaluación. Esto te ayudará a mantener el rumbo de tu trabajo y a asegurarte de que no se te pasa nada importante durante el proceso, como la comprobación de los extintores o los detectores de humo. Es útil que empieces con un rápido recorrido por las instalaciones para familiarizarte con la distribución e identificar los posibles peligros.
  2. Usa listas de comprobación digitales siempre que sea posible, en lugar de hacer anotaciones a mano o de escribirlas en un documento: esto ahorrará tiempo al reducir el número de pasos necesarios durante cada fase del proceso (por ejemplo, cuando se utilizan varias herramientas que requieren diferentes entradas). ) Además, puedes consultarlo a menudo para no perderte nada.
  3. Considera la posibilidad de utilizar la tecnología, como una app con almacenamiento en la nube y automatización de inteligencia artificial para responder a las preguntas sobre la normativa de seguridad contra incendios. La app también puede ayudar con otras cuestiones relacionadas y permitirte centrarte en otros aspectos de tu negocio que te reporten mayores ingresos.
  4. Asegúrate de que tienes claro el mecanismo de prevención de incendios de toda tu empresa. Si no hay un objetivo claro detrás de la evaluación de riesgos, puede resultar fácilmente confuso y abrumador. Además, asegúrate de que todas las personas que necesitan acceder a ella están formadas en los procedimientos y protocolos de seguridad contra incendios adecuados antes de realizar una inspección o de hacer cualquier cambio basado en lo que encuentres durante una.
  5. No tengas miedo de pedir ayuda. Tus empleados son probablemente expertos en sus campos, lo que significa que pueden ofrecer una valiosa visión a la hora de evaluar las áreas de riesgo en sus operaciones. Los compañeros de equipo también conocen las mejores formas de trabajar en su espacio, por lo que pueden tener una visión de los posibles peligros que tú no habías considerado.
  6. Mantén las cosas sencillas. Demasiada gente trata de exagerar con sus evaluaciones de riesgos, así que asegúrate de que la tuya se centra en lo esencial. Aunque puede ser una buena idea poner en común la experiencia y las habilidades colectivas de tus empleados para decidir las mejores iniciativas a seguir, pasarse de la raya puede dar lugar a una detección inexacta de los peligros y a la confusión.
  7. Clasificar los riesgos. A la hora de determinar el calendario y los niveles de actuación, tu formación del personal debe tener en cuenta el tipo de riesgos según una serie de calificaciones. Algunos criterios a incluir serían: la necesidad de una supervisión continua; la necesidad de controles adicionales para mitigarlos; la necesidad de controles adicionales mejorados y de inversión en equipos; o la necesidad de atención urgente debido a consecuencias que constituyen un daño extremo.
  8. Aprende de los errores. Algunos de los fallos más comunes en las evaluaciones de riesgo de incendio implican clasificaciones de riesgos inadecuadas que proporcionan una causalidad errónea a los incidentes, así como el uso de una evaluación genérica que no refleja las situaciones del lugar de trabajo específicas de la empresa. Por eso es importante aprender siempre de los errores de análisis anteriores para evitar prácticas inadecuadas y una mala colaboración entre los equipos.

¿Qué es un checklist de seguridad contra incendios?

 

Un checklist de seguridad contra incendios es un documento que te permite clasificar las condiciones de seguridad de tu lugar de trabajo y preparar todos los procedimientos de seguridad contra incendios necesarios para su instalación. Todas las empresas que trabajan con la gestión de la calidad y la seguridad deberían tener al menos una lista de comprobación de seguridad contra incendios. Esto es para asegurarse de que todo el mundo sabe lo que debe hacer en caso de emergencia, como por ejemplo, cómo utilizar los extintores o los botiquines de primeros auxilios.

 

También puede ayudar a toda la tripulación a evitar situaciones en las que alguien no sepa cómo manejar una situación de emergencia correctamente. Lo más importante de una lista de control de seguridad contra incendios es que se actualice periódicamente para que todos los empleados estén al tanto de cualquier cambio. También debe contener una lista de acciones que hay que llevar a cabo en caso de incendio u otra emergencia, que van desde la evacuación del edificio hasta el contacto con los servicios de emergencia.

 

Tener un checklist de seguridad contra incendios también ayuda al especialista en seguridad de la empresa a recordar lo que hay que hacer en caso de emergencia, para que no pierda tiempo tratando de averiguar lo que tiene que hacer a continuación. Esto significa que todo el mundo puede salir sano y salvo y que no hay lesiones ni daños causados por intentar navegar por un edificio desconocido durante una situación de emergencia.

 

Puedes encontrar todo tipo de listas de comprobación de seguridad contra incendios de calidad en Internet o puedes crear las tuyas propias utilizando directrices propias de tu empresa para saber cómo deben estructurarse. Por ejemplo, si tienes productos químicos almacenados en tu almacén y nunca los ha inspeccionado un experto, es importante que crees una lista de comprobación de seguridad contra incendios para saber qué pasos hay que dar si algo va mal con esos productos químicos.

 

Si quieres mejorar la seguridad en tu lugar de trabajo, crear una lista de control de seguridad contra incendios utilizando una potente pero sencilla aplicación es una forma fácil de empezar.

Bomberos luchando contra incendio desde perspectiva frontal

 
Compartir este contenido:

Su contacto para todas las cuestiones relacionadas con

¿Tiene alguna pregunta o desea programar una demostración personal? Estaremos encantados de ayudarle.

contactPerson-scaled-1.jpg
Sacha Allman

correo electrónico: sacha.a@lumiformapp.com

This site is registered on wpml.org as a development site. Switch to a production site key to remove this banner.